NO HAGAS JUICIOS

 En Sin categoría

Un niño tenía dos ciruelas, su madre le preguntó si le daba una. El niño rápidamente mordió una y luego la otra. La madre trató de no mostrar su decepción. Pero el niño le dio una de las ciruelas y le dijo: ” toma mamá ésta es la más dulce”. No importa cuánta experiencia o conocimiento crees que tienes, nunca hagas juicios. Ofrece al otro la oportunidad de dar una explicación. Lo que percibes puede no ser la realidad.

Artículos Recientes

Deja un Comentario